Qué son refugios para perros y en qué consisten

La cantidad de perros en situación de calle es cada vez más impresionante; pero, ante este problema los refugios para estos animales se han convertido en una magnífica solución, tomando en consideración su triste condición de abandono.

En líneas generales, son instalaciones o centros utilizados precisamente para dar cobijo a perros sin techo o sin casa, que están dirigidos por grupos de defensores de los derechos de los animales sin contar con la ayuda del Estado.

A ciencia cierta, estas organizaciones sin fines de lucro se preocupan por brindar seguridad y estabilidad al mejor amigo del hombre hasta que son reclamados por sus dueños, adoptados por una nueva familia o trasladados a otros centros.

Lastimosamente, algunos tienen como política la eutanasia, sobre todo cuando nuestros peludos amigos no son recuperados en un período de tiempo determinado o cuando padecen de enfermedades graves.

Los perros necesitan un ambiente ideal

Los refugios para perros requieren tener condiciones mínimas de funcionamiento. La idea es garantizar al can la mayor comodidad que sea posible, por lo que estos espacios deben ser limpios y amplios para que puedan moverse y jugar cómodamente.

Además, es necesario que se garanticen servicios básicos como comida y agua, entendiendo que la obtención de los recursos económicos para tales fines será responsabilidad única de socios y propietarios a través de actividades independientes.

Pero, también tienen otra responsabilidad tremenda y es, básicamente, lograr la socialización de los perros. ¿Cómo lograrlo? Es sencillo, ya que deben fijar horarios y rutinas en las que deban sacarlos a pasear y explorar los espacios.

Funcionamiento de refugios para perros

Todo refugio para perros que se aprecie de serlo, debe contar con una estructura y funcionamiento definidos para garantizar mayor bienestar a los animales. ¿Sabes cuáles son?, aquí te los mostraremos.

1.- Patios

Lo ideal sería espacios de hasta 500 metros cuadrados para que puedan llevar a cabo actividades físicas y recreativas en función de su desarrollo como perros; además, son necesarios para que puedan hacer sus necesidades.

Es importante que en este lugar, sean separados de acuerdo a raza, carácter o tamaño con la intención de evitar altercados entre ellos. Los patios deberán estar provistos de bebederos de agua limpia y zonas para que puedan alimentarse; también, será necesario limpiarlos periódicamente.

2.- Descanso

Por tiempo determinado, los perros son puestos en los espacios destinados a descansar para que los colaboradores puedan asear el patio. Terminada la jornada, vuelven a salir y esta vez para ser bañados y atendidos uno por uno.

3.- Servicio de veterinaria

Los refugios para animales tienen la obligación de contar con médicos veterinarios, encargados de atender situaciones de emergencia. Los expertos en salud animal tendrán que hacer un primer chequeo durante las mañanas, para poder asegurarse que todo marcha como es debido.

También, es fundamental tener espacios para la recuperación de los canes en caso de accidente o heridas; luego, deberán volver al patio sanos y salvos a continuar con la rutina diaria.

Distintos tipos de refugio

Existen refugios que por sus características se diferencian entre sí, aunque tienen como elemento común el rescate de animales en situación de calle, a fin de proveerles seguridad, un lugar donde vivir y comida hasta ser adoptados por alguna familia.

-Refugio puertas abiertas

Se trata de albergues abiertos a cualquier tipo de animal sin que estén en lista de espera y sin cobrar para poder ingresar. Al igual que otros refugios, la intención es brindar cobijo a la mascota.

-Agencia de control de animales

Son conocidas popularmente como perreras municipales. En definitiva, son refugios administradas por las ciudades con la intención de hacer cumplir leyes vinculada a los animales.

-Santuario animal

En estos se cuida y se protege a los animales de por vida. Desde los indomesticados hasta los que necesitan de ayuda especiales pueden vivir en los santuarios.

En conclusión, los refugios para perro implica responsabilidad y compromiso, pero al final del día sentirás la satisfacción de haber aportado la mayor felicidad posible a estas mascotas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here