Los mejores trucos para limpiarle las orejas a tu perro correctamente

Debes tomar en cuenta los cuidados que las mascotas necesitan para estar saludables y felices. Para ello debes prestar mucha  atención a las partes más sensibles y propensas a ensuciarse, así evitarás infecciones. En este sentido, es importante que revises y que puedas limpiarle las orejas a tu perro una vez por semana.

Ciertamente es probable que hayas pasado por alto esta norma de higiene que es indispensable para tu mascota debido a que no dispones del tiempo suficiente o simplemente desconoces la forma en la que se debe asear esa área. Lo bueno es que existen algunos pasos sencillos que debes dar para realizar una limpieza óptima en las orejas de tu animal.

  • Encuentra un lugar adecuado

Encárgate de conseguir un sitio específico para ejecutar todo el proceso de aseo. Una de las principales características que debe poseer el lugar, es una buena iluminación, ya sea artificial utilizando una buena lámpara de mesa, o natural haciendo uso de una ventana por donde entren los rayos de sol.

  • Observa el aspecto de las orejas

Antes de iniciar el proceso de desinfección de las orejas de tu mascota, es importante que te tomes un tiempo para observar de manera detallada el estado físico en el que se encuentra el área que planeas limpiar, ya que no sólo podrías encontrar cera sino también parásitos, ácaros, hongos, restos de alguna semilla, entre otros residuos.

De esta manera, estarás alerta y podrás trasladar a tu mascota hacia un experto, así el veterinario podrá orientarte sobre los cuidados y el tratamiento que debes seguir.

  • Ten cuidado

También es fundamental que veas el tamaño del interior de la oreja de tu perro, puesto que vas a manipularla con tus dedos y podrías lastimar esa zona tan sensible en tu mascota.

  • Perfecciona tu técnica

El comportamiento de tu mascota te indicará  cómo actuar para realizarle su aseo. Busca la manera en la que pueda permanecer en menos movimiento para garantizar que has hecho una buena limpieza.

No olvides hacer pequeños y delicados movimientos circulares  en cada oído, con la finalidad  de que la mayor cantidad de cera posible se quede pegada en la gasa. Repite la operación las veces que sea necesario hasta que la zona quede limpia totalmente.

  • Usa productos especializados

En el mercado encontrarás una gran variedad de productos dirigidos al cuidado de las orejas para mascotas. De este modo será más sencillo efectuar el proceso.

Procura invertir una buena cantidad adquiriendo productos de calidad y eficaces, pues la salud de tu mascota es fundamental.

  • Emplea tratamientos caseros

Mezcla varias cucharadas de vinagre con la misma cantidad de agua en un recipiente limpio. Pero antes de usarlo, verifica que esté a temperatura ambiente ya que es desagradable sentir algún líquido frío en los oídos.

La fusión es segura sólo para la parte interior  visible de  la oreja de tu perro. Por lo tanto, no uses esta medicina artesanal si sospechas de alguna infección, ni tampoco si tu perro tiene algún rasguño o herida.

Una vez finalizada la limpieza, hazle un masaje en cada oreja y no olvides darle una recompensa.

¡Protégete de gérmenes!

Evita adquirir infecciones. Para lograrlo, colócate una gasa en el dedo, según el tamaño de la oreja de tu perro, e introdúcelo con mucho cuidado en su oído, pero no a profundidad ya que un mal movimiento lo podría lastimar.

Recuerda seguir estas recomendaciones sólo si se trata  de acumulación de cera o sucio. En caso de alguna infección, es recomendable acudir a un especialista debido a que es él quien sabrá qué tratamiento deberás aplicar.

Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, así que préstale la atención adecuada y atiéndelo en su higiene diaria para que prevengas cualquier enfermedad que atente contra su bienestar.