Estos son los mejores tipos de golosinas para tu perro

Las golosinas son un gran incentivo para los perros y una forma de consentir a las mascotas. Es una gran herramienta como recompensa durante sesiones de entrenamiento, que además ayudan a mantener la limpieza de sus dientes.

Sin embargo, no se recomienda dar cualquier golosina a los perros, pues pueden afectar su salud sino se seleccionan las que sean más adecuadas para su organismo.

Atención a las golosinas para perros

En la actualidad existe en el mercado una amplia gama de opciones para ofrecer golosinas a nuestros perros.

Bocados de carne, galletas y otros tipos de snacks se ofrecen como alternativa para premiar o consentir a nuestras mascotas. Sin embargo, es importante que a la hora de hacer la selección, se revise muy bien lo que se está comprando.

En primer lugar, es importante revisar los valores calóricos de dichas golosinas, debido a que algunas pueden ser altas en azúcar o grasas.

Este contenido puede ser dañino para las mascotas, especialmente para aquellos perros que pueden presentar tendencia al sobrepeso o que se encuentran en algún régimen especial por exceso de peso.

Siempre es recomendable seleccionar golosinas que cuenten con menos contenido de azúcares y grasas, también llamadas golosinas ligeras o de bajo contenido calórico.

También debe tomarse en cuenta que algunas mascotas presentan alergias a algunos alimentos, como los frutos secos o el gluten, por lo que se debe revisar muy bien el empaque antes de seleccionar la golosina que compraremos para él o ella.

Prefiere frutas y verduras

Las golosinas naturales también son una excelente opción, debido a que son mucho más saludables y también más económicas.

Un perro que es acostumbrado desde cachorro a consumir golosinas o incentivos naturales, como frutas y verduras, seguramente desarrollará una vida adulta mucho más saludable y activa, además tendrá menos probabilidades de sufrir sobrepeso.

Las frutas y vegetales también cumplen la función de algunas galletas que se ofrecen como golosina, y que pueden limpiar la dentadura del can mientras son masticadas.

Para ello, los especialistas recomiendan dejar un poco de la cáscara de frutas como el melón y la sandía, que sean capaces de ofrecer la porosidad necesaria para que haya una limpieza de la dentadura.

Entre las frutas y verduras que se ofrecen, deben evitarse la cebolla, el ajo, el aguacate y las uvas, que son altamente dañinas para los perros.

Las uvas resultan tóxicas para los perros, especialmente las semillas, que afectan gravemente los riñones y el hígado.

El aguacate, debido a su alto contenido de grasa, no es bien tolerado por el aparato digestivo de los perros, ocasionándoles vómitos y diarrea.

Por otra parte, la cebolla y el ajo pueden provocar anemia, falta de oxígeno, daño a los glóbulos rojos, dermatitis, insuficiencia renal y daños en el hígado.

Lo que NO debes hacer

Algunos alimentos deben evitarse a la hora de ofrecerles a los perros, debido a que algunos causan daños leves pero otros son capaces de dañarlos severamente, inclusive derivando en problemas graves de salud.

Las golosinas para humanos no son aptas para las mascotas, por lo que no recomendamos que se les ofrezcan a los perros trozos de galletas, pasteles o helados.

En primer lugar, las golosinas para personas tienen un alto contenido en azúcar y grasa que no es recomendable para los perros, afectando seriamente su hígado y estómago.

Por otra parte, este tipo de golosinas también cuentan con contenido de leche, la cual no puede ser procesada por el estómago de los perros, que en general presentan intolerancia a la lactosa, debido a que no cuentan con las enzimas necesarias para procesarla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here