Cómo poner a dieta a tu perro obeso

Un perro con sobrepeso es una mascota infeliz. El exceso de grasa corporal les dificultará movimientos y respiración; pero, también elevará cualquier posibilidad de sufrir enfermedades del corazón, articulaciones y diabetes, lo que sin duda afectará su calidad de vida. En este articulo te contamos todo lo que tienes que saber a la hora de someter al perro a una dieta.

Al empezar a padecer de obesidad, nuestro mejor amigo de cuatro patas mostrará señales que debemos tomar en consideración. Y, entre ellas, las más evidentes son:

-Gana peso rápidamente.

-No sientes las costillas cuando palpas el tórax.

-Es perezoso y no le gusta salir de casa.

-Es más lento al caminar y se cansa más rápido.

-Subir y bajar escaleras es tarea casi imposible.

-Ya no hace las mismas actividades con la misma naturalidad que antes.

Ante la presencia de este grave problema, una de las alternativas más funcionales es someter al perro a una dieta estricta, contando en todo momento con la supervisión del médico veterinario.

Debes tener claro que los casos no son todos iguales y que la misma dieta no necesariamente será efectiva para todas las razas de perro, por lo que es una obligación que cualquier método alimenticio al que vayas a someter a tu mascota sea supervisado por el especialista.

Carnes como opción para el canino

La dieta del mejor amigo del hombre deberá incluir carnes, frutas y verduras en porciones moderadas. La intención es empezar a comer saludable, bajar de peso corporal y reducir todo riesgo de enfermedades.

Los alimentos pueden ser cocidos o crudos, también puedes incluir las sobras de los humanos preferiblemente sin grasa. Las carnes magras son fundamentales durante la nueva experiencia alimenticia, ya que contienen hasta 10% menos de grasa.

Incluye el corazón del pollo. Es nutritivo y, sobre todo, bastante económico, lo que representa una buena alternativa.

El pescado es un alimento recomendado en la dieta del animal, por su puesto, después de retirar las espinas. Trata con sardinas sin aceite, jurel y hasta salmón rosa, puesto que contienen vitamina D y otros nutrientes esenciales.

Para la dieta en casa, los hígados de res y pollo son opciones verdaderamente interesantes. Pero, también los huevos porque contienen nutrientes que ayudarán a la salud del perro y, por su puesto, representan una alternativa eficaz en su dieta.

Si quieres consentirlo un poco, dale un poco de yogurt… nuestro peludo compañero sabrá disfrutarlo.

Incluye en la dieta frutas y verduras… ¡les encantará!

Por su puesto que son aconsejables. Las frutas y verduras son indispensables en la dieta del can para bajar de peso. Proveen nutrientes que incidirán de forma positiva en la salud de nuestras queridas mascotas.

Las patatas, papas y calabazas ricas en almidón aportan una sustancia conocida como hidrato de carbono que ayuda a mantener el peso ideal de perros activos y delgados. Por su parte, las legumbres y los vegetales no aportan calorías y se pueden usar en pequeñas cantidades.

Y no podemos olvidar las frutas como el plátano, fresa, papaya y las manzanas; sin embargo, cuida de no ofrecerles ni uvas ni pasas porque podría causar una insuficiencia renal.

Dieta BARF, entre lo natural y alimentos crudos

La dieta BARF, también conocida como ACBA, ha sido implementada en los últimos tiempos con resultados positivos que saltan a la vista. Se trata de una dieta natural utilizando alimentos crudos, como los que consumirían los lobos y alguna raza de perros en un hábitat silvestre.

Principalmente, el programa alimenticio está basado en carnes crudas, huesos carnosos y verduras que proveen al canino las proteínas que necesita para sentirse fuertes y desarrollar sus músculos. No hace falta gastar cantidades de dinero en filetes, cuando puedes adquirir los sobrantes de despieces y órganos en algunas carnicerías o casquerías.

Toma en consideración que la cantidad que vayas a servir dependerá del peso de cada perro, por lo que insistimos en la ayuda del veterinario. Puedes darle de comer hasta 3 veces al día, solo que tendrás que dividir en 3 la porción sugerida por el especialista.