Cómo funciona la castración en mascotas y cuáles son sus beneficios

La castración en mascotas es una técnica que funciona, en primer lugar, para controlar la sobrepoblación, pero también trae mejoras en su salud. Se ha vuelto frecuente ver en las calles a perros y gatos que deambulan sin hogar. En ese sentido, castrar a tus animalitos se convierte en un gran acto de responsabilidad.

Sigue leyendo este artículo para que conozcas los detalles de la castración y los beneficios que aporta a perros y gatos de cualquier género.

En qué consiste la castración

La castración se recomienda antes de que la mascota alcance la madurez sexual, alrededor de los seis meses, pero también puede hacerse posteriormente.

En el caso de los machos, consiste en extraer de forma quirúrgica los testículos en una operación simple, mientras que en las hembras se complica porque requiere abrir el abdomen para extirpar el útero y los ovarios.

Ambos procesos se realizan mientras el perro o el gato están anestesiados por completo. Por lo tanto, se recomienda que no ingieran agua o comida después de las 8:00 de la noche del día anterior a la cirugía para que no vomiten durante el procedimiento.

El proceso de castración varía dependiendo del sexo del animal y de la técnica que aplique el especialista. En líneas generales se realiza de la siguiente manera:

  • Machos: el veterinario hace una pequeña incisión en la piel justo en frente de los testículos. Los testículos se deslizan y se retiran a través de la abertura. Por último, la piel se cierra con tres o cinco puntos de sutura.
  • Hembras: el veterinario hace una incisión en el centro del abdomen del animal (en las gatas puede hacerse en un costado), que permita encontrar el útero y los ovarios para cortarlos, asegurándose de que todos los vasos sanguíneos se cierren para que no sangren.

Después de la cirugía, se espera que pase el efecto de la anestesia para llevar a la mascota nuevamente a la casa, donde se aplican los cuidados necesarios hasta que se recupere por completo.

Beneficios de la castración

La castración trae varios beneficios tanto conductuales como médicos para las mascotas y para sus dueños, dentro de los que se pueden mencionar:

  • Control de la población: la castración evita que nazcan más animales sin hogares disponibles, lo que se puede convertir en un problema social. Por ejemplo, los gatos y perros callejeros pueden engendrar muchas camadas que deambularán por las calles y seguirán triplicando la población.
  • Disminuye la agresión: se ha demostrado que con la castración se logra reducir la agresividad de las mascotas, sobre todo de los gatos, con otros animales y con los humanos. De esta manera se evitan peleas y lesiones que resulten de estas.
  • Los vuelve más hogareños: los perros y gatos que no están castrados tienen territorios más grandes y suelen deambular para calmar su apetito sexual. Una vez castrados, tanto machos como hembras, prefieren estar cerca de su hogar y de no persiguiendo a hembras en celo.
  • Mejora la apariencia física: como se minimiza el deseo de explorar territorios, el aspecto de los animales cambia porque ganan más peso y evitan alguna herida que afecte su cuerpo.
  • Aumenta la concentración: en el caso de los perros, luego de la castración, pueden entrenarse con facilidad porque tienen más capacidad de atención.
  • Evita la formación de tumores y hernias: la castración reduce el riesgo de que las mascotas desarrollen tumores benignos y malignos en sus órganos sexuales, además de hernias.

La castración es una operación sencilla que no genera riesgos para las mascotas, sino todo lo contrario. Se recomienda realizarla en perros y gatos para evitar problemas de salud, mejorar la conducta y disminuir la población excesiva.