Descubre las diferencias entre el alimento balanceado y comida real

Los alimentos para mascotas pueden ser comerciales, disponibles como secos o enlatados, o elaborados en casa. Los propietarios suelen darles a sus perros y gatos una combinación de alimentos balanceados con comida casera. Aquí te explicaremos cuáles son las diferencias entre ambos tipos de alimentos.

Hay que dejar claro que los perros y gatos siempre deben ser alimentados con una dieta acorde a su etapa de vida. Luego del destete de la madre, se les alimenta con una fórmula para cachorros, que se cambia por un alimento para adultos alrededor de los 9-12 meses de edad, mientras que luego de los 7 años reciben una dieta diseñada para animales mayores.

Las dietas para mascotas se configuran teniendo algún conocimiento nutricional sobre el animal, con la finalidad de equilibrar minerales esenciales, vitaminas, proteínas y grasas. Lo que funciona para una mascota puede no ser adecuado para otra.

Alimento balanceado para mascotas

Los alimentos para mascotas comerciales por lo general contienen nutrientes completos y equilibrados, así como todas las vitaminas y minerales que necesitan las mascotas. Estos productos están formulados para la etapa de la vida y el tamaño del perro o gato.

Vienen en forma de alimentos secos, como croquetas o galletas, que son más económicos, más limpios y fomentan un mejor desarrollo dental que los enlatados. Se recomienda que este tipo de alimentos sea el principal componente de la dieta para mascotas.

Es importante nunca darles alimento para perros a los gatos ni viceversa, pues cada fórmula se elabora dependiendo de los aminoácidos y nutrientes dietéticos que necesita cada tipo de animal.

Una buena dieta debe ser completa y equilibrada. Los alimentos para mascotas muy ricos en proteínas o indicados para todas las etapas de la vida no son recomendables.

Comida real para mascotas

Las dietas para mascotas fabricadas con comida casera también consisten una buena opción cuando se trata de alimentar a tu perro o gato, siempre que la dieta se elabore según una receta específica y sea nutricionalmente completa.

La comida real suele costar más que los alimentos comerciales. No obstante, cuando se prepara correctamente tiene la ventaja de que proporciona un mayor nivel de antioxidantes y permite que el perro o gato lleven un estilo de vida más natural.

Si optas por darle a tu mascota comida casera, asegúrate de incluir todos los minerales y vitaminas necesarios en las cantidades y proporciones. Una dieta desequilibrada puede dar como resultado una inmunidad pobre, niveles de energía más bajos o una salud integral deficiente.

Muchos cometen el error de creer que la carne simple o la carne mezclada con arroz brindan una alimentación completa y equilibrada. Grave error. La comida real debe prepararse con recetas que tomen en cuenta la edad, la raza, las condiciones médicas de la mascota y las fuentes de carbohidratos y proteínas disponibles.

En caso de elegir una dieta con comida real, pide a tu veterinario que revise la receta para asegurarse de que se adapte a los requisitos de tu mascota. También es posible alimentar a tu perro o gato con una mezcla de alimento balanceado y comida real, por lo que no existe necesidad de ser tan rígido ni seguir una receta estricta.

Lo que debes evitar

Las mascotas, sobre todo los perros, están pendientes de lo que tú comes y a veces se comete el error de darles algunos alimentos para mascotas que resultan perjudiciales a su organismo.

Los perros y gatos nunca deben ser alimentados con chocolate, café, té, cebollas, ajo, pasas sultanas y otros alimentos que puedan causar bloqueo. También es importante que se eviten las golosinas para prevenir la obesidad.