Descubre cuál es la mejor forma de alimentar a tu gato correctamente

Los dueños de mascotas casi siempre cometen el error de alimentar a sus mejores amigos con comida humana, porque quizás piensan que el alimento especial para ellos no los llena, o simplemente porque quieren consentirlos con algo que ellos consideran “sabroso”. Sin embargo, al hacer eso le hacen un daño muy grave, especialmente a los gatos, quienes son por naturaleza carnívoros, y necesitan unos nutrientes específicos para tener una dieta balanceada. En este artículo te contamos cómo alimentar a tu gato correctamente.

Pero probablemente no todos estén consciente de ellos, o probablemente desconoceAlimn otras formas saludables de alimentar a los felinos, que originalmente descienden del gato montés africano, llamado Felix Iibica, que caza ratones y aves,  y por lo tanto conservan sus instintos depredadores. Es por ello que dentro de su plan alimenticio, la proteína es muy importante.

¿Cuáles son los nutrientes que necesita?

Aunque hay comida humana que los gatitos pueden consumir, lo ideal es que siempre le ofrezcas el sustento hecho a su medida. A continuación te explicaremos cuáles son los nutrientes que necesita, para que al momento de comprarlo sepas escoger con facilidad.

  • Proteínas: es uno de los más importantes, y debe provenir de un animal
  • Taurina: es vital para la salud del gato, y necesita mil miligramos diarios por cada kilo de su peso. La taurina es un aminoácido, cuyo contenido siempre dependerá del volumen en las proteínas
  • Grasas: también deben provenir de un animal, y su contenido mínimo debería ser entre el 40-50 %. Las grasas específicas que requieren son ácidos grasos como alfa-linolénico, linoleico y araquidónico
  • Hidratos de carbono: deben representar el 35-40% de energía diaria. Vale destacar que el alimento balanceado tiene solo 5-12% de este nutriente
  • Vitaminas: principalmente la A, y de manera directa porque el gato no tiene la capacidad de transformar los carotenos vegetales. Igualmente requieren B, tales como tiamina, niacina y piridoxina
  • Minerales: entre los que destacan fósforo, calcio, magnesio y potasio.

Estructura alimenticia

Además de conocer los nutrientes, es imprescindible que conozcas la estructura de cada uno. En ese sentido, es necesario que el mayor contenido de la comida sea proteína (mínimo 35%). Otro dato importante es que nunca compres un producto que tenga subproductos cárnicos, porque no sabrás cuál es su contenido.

En el caso de los minerales, es vital que sean quelados, porque de esa forma se facilita el método de absorción y son menos tóxicos. A su vez, debes fijarte que tenga menos del 10% de cenizas (lo que queda luego de quemar el alimento balanceado), que al final son los minerales.

Sustancias prohibidas

Aunque tu gato te mire con ojitos que derriten, no puedes darle cosas que contengan las siguientes sustancias:

  • Azúcar
  • Colorantes artificiales
  • Sal
  • DL- Metionina
  • Monoesterarato de glicerol
  • Vitamina K

En caso de observar alguna de ellas en un alimento para gatos, no lo compre porque significa que no tiene nada de calidad ni nutrición.

Alimento ideal

Todos los gatos requieren una comida que sea adecuada para su sistema digestivo, y para ello debe cumplir con estos requerimientos:

  • Debe ser de gama Premium, pues es la más energética al tener cuatro mil calorías por kilo de comida
  • Si es húmedo mucho mejor, porque tuvo menor procesamiento, por lo tanto más calidad
  • Tolerable para su sistema digestivo
  • Adaptable a ciertas condiciones como obesidad, enfermedades renales, diabetes, entre otras

Luego de conocer cómo llevar una dieta balanceada, debes recordar siempre leer el contenido nutricional de cada alimento, y si deseas cambiarlo porque el que tienes no cumple con lo necesario para la buena salud de tu gato, tiene que ser progresivamente de siete a diez días, hasta que lo tolere por completo.

Alternativas

Existen otras formas de alimentación para los felinos, y es la artesanal, cuyo contenido es alto en proteína animal como las carnes rojas, aves y pescados, que se mezclan con arroz, yuca o espinaca. Es importante destacar que hay sustancias nocivas para los gatos, como el ajo y la cebolla.