Cómo acostumbrar al perro a dormir en su cucha

Los perros son excelentes mascotas y, por ello, disfrutamos al 100% de su compañía; pero, a la hora de ir a la cama resulta un verdadero dolor de cabeza que prefieran dormir junto a nosotros y no en su propia cucha. Si no le enseñamos a tiempo a reconocer su lugar de descanso, podríamos tener severos problemas.

Recordemos que les gusta tanto nuestra presencia que tratarán de pasar el mayor tiempo posible a nuestro lado. Y si se lo permitimos, como siempre ocurre, subirán a nuestros muebles y hasta a nuestro colchón creyendo que es lugar más feliz para un merecido descanso.

Sin embargo, es esencial enseñarles reglas claras y sencillas, preferiblemente desde cachorros, para que nuestros canes sepan aprovechar de su propio espacio y nos permitan también dormir a placer. Ahora, toma en cuenta que durante el proceso encontrarás muchos tropiezos, por lo que deberás armarte de paciencia.

Si quieres conocer cómo puedes hacer para acostumbrar a tu mejor amigo peludo a utilizar su cama o cucha para dormir, presta mucha atención:

-Primero que nada, escoge la cama correcta; es decir, una que esté diseñada para el descanso de nuestra mascota. El grosor es importante porque los aísla del suelo y del frío; pero, también hay que considerar el tamaño, que pueda ser cubierto con una sábana y que garantice al “mejor amigo del hombre” estirarse a placer sobre ella.

-Adquirida la cama o cucha adecuada, inicia el proceso de educación. Algunos expertos afirman que una de las mejores formas de acostumbrarlos a dormir en su sitio es a través de la recompensa, así que podrás poner comida en su cama para atraerlos a ella. Los primeros días optará por salir, pero recuerda que el proceso tomará tiempo.

-También, recompénsalo cada vez que acuda a la cama con la comida que más le gusta o con caricias, de manera que entienda que ir a su cucha es lo correcto y que por ello recibirá algo a cambio. El estímulo siempre será positivo, por lo que podrás usarlo a tu favor.

Puedes utilizar juguetes y cualquier otro método

Puedes utilizar el juguete favorito del perro, en vista de que a estas mascotas les gusta morder y jugar antes de dormir. Colócalo muy cerca de su cucha. Y aprovecha sus beneficios Para muchos, resulta una técnica muy eficaz para indicar al animal cuál es su lugar para dormir.

Evita en la medida de lo posible las regañizas, ya que podría ser un método traumático de enseñanza; por el contrario, utiliza los mimos y las caricias para educar y adiestrar, siendo estos herramientas súper efectivas que dejarán resultados positivos en el comportamiento de la mascota.

No olvides recompensar al can las veces que logre recostarse en el lugar señalado por ti, aunque si trata de ponerse en pie da unos golpes en la cama para que regrese. Haz que permanezca unos minutos en su propia cama; después, déjalo solo por algunos momentos para que se vaya acoplando a su lugar.

Es necesario que aprenda a reconocer cuál es la palabra “cama” y, para ello, puedes aplicar diversas técnicas. Una de ellas es colocando dulces o alguna comida sobre el colchón e indicar a la mascota “que debe ir por ellos a la cama”. Según los expertos, de esta forman podrán reforzar comportamientos y asociando su propio colchón al placer.

Otra forma de hacerlo es colocar una silla junto al cucho y mientras tomas asiento, indicar al perro que también debe hacerlo en su respectivo lugar indicándole siempre que se trata de “su cama”. Esto le permitirá al can asociar la cama con el lugar de descanso.

En definitiva, no hace falta que seas violento; al contrario, deberás reforzar la conducta a través de un trato amable y mediante recompensas. Recuera que el proceso de educación y adaptación es largo, por lo que ármate de mucha paciencia y pon manos a la obra.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here